LA CIUDAD QUE HABITO

LA CIUDAD QUE HABITO

viernes, 20 de noviembre de 2015





Amanece un nuevo día,
ya no soy el mismo.

He pasado al otro lado.

La luz me recibe
con sus tonos esperanzadores.

Busco tu sombra en la ciudad,
pero no te encuentro...


miércoles, 3 de junio de 2015

miércoles, 6 de mayo de 2015

Insentias





Muero lentamente
mientras el vacío se apodera de mi alma
y el tiempo discurre entre las dos orillas.


El gigante se abre camino a través de la nada
levantando muros impenetrables a su paso
dejando una estela de incomprensión.


Solamente me queda el atardecer
con sus tonos naranjas en el horizonte
y la luna llena, para siempre...


Muero lentamente
cada vez que te sueño
mientras la distancia se apodera del momento.



domingo, 29 de marzo de 2015

Y de repente, una flor...



Imagen M37



Estás ahí, y de repente
ha nacido otra flor.

Es preciosa, es diferente
tiene un color especial.

Mañana me acordaré de ella
en esos momentos...


Adama



Imagen M35


Yo soy el que está solo, soy el que está perdido
el mundo sigue girando y, poco a poco, llega el olvido.

Esa sensación, ese vacío, que no logro comprender,

¿forma parte del destino?.

Yo soy el que está solo, a veces vislumbro una luz
a veces se ilumina el camino, son juegos de luces,
claroscuros de la vida, y siempre sin comprender,
el gris y su monotonía.

Yo soy el que está solo, ¿acaso oyen mis pasos?,

¿acaso quieren oírlos?.

Y debajo de la estrella, siempre al norte,
un faro iluminado, soñar una fantasía.



sábado, 28 de marzo de 2015

Los sueños se transforman



Imagen M23


Me gusta contemplar el firmamento en una clara noche de verano
y ver las estrellas danzar al son de la imaginación.

Es posible sentir el movimiento y su blanca estela
dejando brumas que dan forma a nuestras ilusiones.

Es posible ver sus juegos sencillos y la fusión de sus colores.

No sé si estamos en el buen camino, sensación extraña
y cuando te das cuenta, miras hacia arriba y te deslumbra.

La luz, clara y brillante, los sueños se transforman
y dan paso a graciosas nubes con formas diversas
que calman mi sed de búsqueda de la razón.


domingo, 8 de febrero de 2015

Decía el hada buena


Imagen M12


Una gota de ámbar
un lamento de miel
ella sólo sabe amar
una caricia en la piel.


Tras la puesta de sol
un nuevo amanecer
y el lento caracol
parece desfallecer.


Fuerza y vida necesita
decía el hada buena
al caracol que transita
por caminos y tierra ajena.


Más tiempo después
cuando las hojas brotan
desaparece el burgués
y muere el charlatán.


Pensamientos de color
anuncian el camino
y guiado por el suave olor
se dirige a su destino.


domingo, 1 de febrero de 2015

La mañana



 Imagen M14


Hubo un tiempo, en el que vivía de noche
los neones y la penumbra formaban parte de mi existencia
pero, una vez, descubrí los amaneceres
y más tarde, la mañana...

Fue algo sorprendente y maravilloso
todo un descubrimiento
la luz del día y el nuevo tiempo...
me gustaba la mañana.

Sin dudarlo, hice un trato con el destino
y un amanecer, de tonos dorados, anunció una nueva era
el camino se convirtió en muchos caminos
y estos, en multitud de pequeñas sendas.

La mañana era algo nuevo, algo grande
y poco a poco iba cambiando mi existencia
hasta que un día descubrí, con el tiempo,
que la mañana siempre había estado ahí.


Imagen M15


domingo, 25 de enero de 2015

Los habitantes



Imagen M10


Los habitantes de la ciudad son seres racionales mecanizados.

Se mueven por los diferentes espacios en función de cuál sea su pertenencia y tienen un orden de prioridades establecido.

Las emociones fueron trasladadas a la parte interior del armazón, y el espacio que ocupaba el alma, fue desahuciado con la evolución, para ser absorbido por tejidos no orgánicos, tejidos cuyo componente principal era la poliamida sintetizada, que con el crecimiento estimulaba unas zonas placenteras del cerebro.



domingo, 18 de enero de 2015

Los sonidos



Imagen M7


Cuando salgo por la ciudad, me encanta ejercitar los sentidos, me gusta mirar, me gusta escuchar, y ¿qué me dices de ver la vida de la ciudad?, es algo apasionante, sin olvidarnos de los olores, no siempre agradables, pero todo forma parte de los decorados de la ciudad, lo bueno y lo malo.

Casi puedo sentirlo..., el olor de la ciudad cuando comienza la lluvia en una tarde seca de verano, las primeras gotas levantan de las calles ese olor particular, de la mezcla de la humedad, la tierra y el polvo esparciéndose y colándose, para deleite de este habitante, por sus fosas nasales hasta los más hondo de su esencia...